“La mayoría de las personas dejan de buscar trabajo cuando consiguen un empleo”

“La mayoría de las personas dejan de buscar trabajo cuando consiguen un empleo”
“La mayoría de las personas dejan de buscar trabajo
cuando consiguen un empleo”

Cuando publiqué la frase “La mayoría de las personas dejan de buscar trabajo cuando consiguen un empleo”

en las RRSS de  elsconsultores, una amiga me trasmitió sus dudas sobre el significado de la misma. Ella no entendía que después de conseguir lo que se estaba buscando, un empleo, se  insistiera en la búsqueda.  He pensado que, como ella, otras personas podrían  no haber entendido lo que tratábamos de trasmitir. Por ese motivo he decidido escribir este post y  explicar el mensaje que, para elsconsultosres, está  “oculto”detrás de esas palabras.

Esto NO  va dirigido a las personas que han conseguido  un empleo que cumple todas sus expectativas, y cuando digo todas, digo TODAS

Por ejemplo:

Si  eres un afortunado que te ganas la vida dedicándote a tu vocación,    que te lo remuneran correctamente, que NO  tienes  jornadas de  trabajo interminables, que el ambiente con tus compañeros y superiores es envidiable, que cumple  tu máxima ambición y, por último, tu empleo es vitalicio y que no lo perderás nunca, te doy mi más sincera  enhorabuena y  NO sigas buscando. Yo te diría: ¡¡¡Por Dios!!! No te muevas de ahí.

Ya sé que conseguir un empleo así es difícil, que digo difícil, muy difícil, tremendamente difícil. A ver  como os lo puedo explicar. Si busco entre mi círculo más cercano, o no tan cercano, no conozco a nadie que tenga  un empleo tan maravilloso. Claro que conozco gente que está muy contenta con su empleo, yo me encuentro entre ellas,  pero en ningún caso cumpliendo todos los requisitos expuestos anteriormente. Casi todos nosotros  podríamos  mejorar algo la  situación laboral  en la que nos encontramos actualmente. Unos más otros menos

¿Por qué conformarse entonces?

Muchas veces es el miedo “al cambio” lo que nos impide dar el salto, por  aquello de la “estabilidad laboral”, la “estabilidad económica” ¿Estás seguro que lo que tienes es tan, tan “estable”? Qué se lo digan, si no,  a la gente que ha perdido su empleo después de décadas trabajando en una misma empresa ¿¿¿Estable???? La mayoría de las veces tu estabilidad laboral no depende de ti. Son medidas económicas, en muchas ocasiones,  las que lleva a una empresa a renunciar a tus servicios. Aunque tu rendimiento sea óptimo.

La idea no es dejar el empleo que tienes ahora  y buscar otro. Es mantener una escucha activa en todo lo referente a ofertas nuevas o diferentes. Muy importante es mantenerte conectado con gente profesionalmente interesante y comunicar  tu inquietud por seguir creciendo en tu carrera profesional.  No dejar de formarte y mantenerte  a la última en tu especialidad aunque tu  empleo actual  no esté relacionado con ella. O, por el contrario, abrir en tu formación nuevos campos que te ayuden a  conseguir un empleo mejor.

Los trabajos no tienen que durar para toda la vida y no hay que bajar la guardia y nos coja desprevenidos la pérdida de ese empleo.

Por mucho tiempo que estemos sentados en una estación “cómodamente”,  a veces pasa un tren en la dirección que esperabas, en ocasiones un solo tren, que no debes dejar pasar, aun a riesgo de perder, temporalmente la engañosa “estabilidad”  en la que te encuentras.

Lo importante no es el destino, es el viaje

Inma Díaz

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *