Julio Muñoz

A modo de presentación, me considero un autodidacta amante de esta profesión y de este mundillo de “locos”; de la Hostelería, en general y los Hoteles, en particular. Desde los 16 años APRENDIENDO-PROBANDO-CRECIENDO; de aprendiz de camarero -Hace muchos años, verdad? Ahora ya no pasa eso… a director de hotel. En hoteles urbanos y resorts vacacionales TI de gran volumen; para propiedades independientes y cadenas internacionales. En España, Europa, Caribe, África, Brasil…

Todo comenzó un sábado noche, con 16 años… ¡sí que ha llovido! cuando empecé a trabajar en un pub de pueblo para tener algo de dinero extra. Siempre he considerado que esta profesión es 100% VOCACIONAL; o te gusta, te engancha y disfrutas o la odias y nunca harás las cosas bien. A mí me enganchó y decidí formarme con el TEAT; años más tarde, lo complementé con dos Posgrados en Gestión y Administración Hotelera y en Alimentos y Bebidas. Pero mi verdadera “universidad hotelera” han sido los backstages de los hoteles y restaurantes donde he trabajado; los comedores de personal, los office de las camareras de pisos, las oficinas de las gobernantas, back office de las recepciones, reservas, guest service…

En una primera etapa y siendo natural de Madrid, fue en hoteles urbanos y restaurantes familiares con estrellas Michelín (el mítico Hotel Plaza o los restaurantes El Cenador de Salvador o Viridiana) cuando llegaron las primeras responsabilidades como Jefe de Sector o Maitre. De ahí, Director de Alimentos y Bebidas, Subdirector y mi primera Dirección Hotelera: un pequeño hotel familiar en la Sierra de Madrid. Este proyecto me permitió poner en práctica todo lo que había aprendido durante años: la teoría en la escuela y la práctica de mis compañeros, mis jefes y directores; lo bueno y lo que no había que hacer. Exigía lo mejor de mí de una forma multidisciplinar (gestión, operación, comercialización, rrhh, compras, tecnología, etc.)

Los grandes resultados obtenidos me reafirmaron en seguir esa senda directiva en hoteles urbanos. Pero… faltaba algo y ese “algo” llegó en Talavera, abriendo el mejor hotel de la ciudad; una APERTURA como Director. Sí, como todas: estresante, caótica… Pero he de reconocer que ME ENCANTAN!!! Llámenme loco, masoquista… Y sí, salió tan bien que la cadena me dio la posibilidad de cumplir mi “otro sueño”: aprender el segmento vacacional en los grandes resorts TI

Tras un breve training en República Dominicana como Resident Manager llegaron los viajes, las aperturas y las responsabilidades directivas como General Manager en RD, Cuba, México, etc. En el segmento LUJO y LOW COST de gran volumen

Sí, recién llegado al medio siglo y con más de 30 años de experiencia, me gusta pensar que ha llegado la hora de dar un paso al lado, cambiar de perspectiva y aportar mi granito de arena con mi bagaje; mi maleta repleta de vivencias recogidas aquí y allá.